Ozonoterapia antiedad

Envejecemos por el cambio celular que con el paso del tiempo incrementa el riesgo de enfermedad y muerte. El organismo se va degenerando de forma desigual en cada persona.

La edad biológica, y no la cronológica, determina el porcentaje de envejecimiento del cuerpo y la capacidad para mantener y repararse a si mismo.

Nuestro sistema se apoya en tres principios básicos:

EL OZONO COMO ANTIOXIDANTE

Potencia el sistema autoinmune, crea defensas inespecíficas, aumenta la permeabilidad capilar, incrementa los glóbulos rojos y los blancos y efectúa una limpieza del sistema sanguíneo renovando el funcionamiento de los órganos internos y de todo el sistema de defensa corporal.

La autohemoterapia ozonizada es como una diálisis que limpia y renueva nuestro cuerpo.

También podemos utilizar la vía rectal actuando desde el colon con insuflaciones de ozono a diferentes concentraciones para realizar una desinfección, destruyendo gérmenes, bacterias y virus.

EL OZONO en estas dos vertientes hace de medicina preventiva y terapeútica a la vez.

Complementamos la sesión con sueros fisiológicos ozonizados con un cóctel de nutrientes, antioxidantes, vitaminas y minerales para fortalecer nuestro organismo.